Inspiradora, tranquila, renovadora, simbólica y romántica. El otoño es la época con más encanto para celebrar una boda. Además es una estación que ofrece una gran variedad de posibilidades que van más allá de las tradicionales bodas veraniegas tan habituales. Con el añadido de que los establecimientos no suelen estar tan solicitados, por lo que tendrás más donde elegir, y además te saldrá hasta un 40% más barata, ya que los costes de la sala del banquete, la recepción y los servicios de catering se reducen considerablemente con respecto a la primavera y al verano.

Pero las posibilidades para el look de la novia y para la decoración de la celebración también son mucho más amplias. Si acabas de comprometerte y estás pensando en celebrar tu boda en otoño, a continuación te damos algunas ideas sobre los complementos indispensables que deben formar parte del gran día y que seguro que te sirven de inspiración.

El vestido de la novia

El otoño no te obliga a utilizar un vestido concreto, por lo que puedes apostar tanto por estilos más propios del verano, cortos y con los hombros y la espalda destapa, como por un vestido de manga larga o francesa. Pero en cualquier caso, siempre fiel a tu estilo y a tu personalidad. Lo mejor de todo es que no tendrás ningún problema para encontrar el traje de tus suelos, ya que hay muchos vestidos de novia en Madrid entre los que podrás elegir.

Complementos

En otoño podrás disfrutar de mayor protagonismo en tu boda, ya que podrás elegir un vestido a tu gusto y adornarlo con los complementos que prefieras, como un bolero, un paraguas, un velo o una corona de flores. Y aquellas que no sienten especial predilección por el color blanco, siempre pueden optar por el marfil o el beige, colores otoñales por excelencia. En cualquier caso, recuerda añadir un chal, una chaqueta o un mantón, ya que en esta época refresca.

Accesorios

Siguiendo el aire tradicional de estas fechas, los accesorios perfectos para un look de novia de otoño pueden ser las joyas y los broches antiguos. Ahora se llevan mucho los complementos vintage, por lo que puedes llevar alguna joya de la familia o comprarte alguna que te guste en un anticuario. Para el ramo de flores, en los últimos años se han puesto muy de moda los ramos de flores secas, lo cual es perfecto para esta época. Y para el pelo, una romántica corona de flores que combine con el ramo o con las joyas que llevas. La ventaja de las coronas es que quedan muy bien tanto con recogidos de aire natural como con semirrecogidos o con trenzas.

Decoración de la celebración

Aunque no se encuentre dentro de los accesorios del look, la decoración también debe ir acorde con el estilo de boda elegido y con el atuendo de la novia. Lo primero que debes saber es que el otoño nos trae una gran variedad de flores que sirven para dar mucha personalidad a la celebración. Los girasoles, las dalias, las rosas, las hortensias o los farolillos son ideales para crear centros de mesa, pero también para formar parte de tu ramo. Además, puedes añadir algunos elementos decorativos más cálidos como las ramitas de canela, frutas, hojas, las velas o las flores secas, que darán a tu boda un aire muy romántico y delicado. Eso sí, recuerda seguir una gama de colores malvas, ocres, dorados, rojizos y verdes para que todo vaya acorde con la época.

Para el mobiliario, aunque será el propio lugar de la celebración el que marque el estilo, los muebles rústicos con maderas rasgadas o metales envejecidos quedan preciosos cuando se acompañan con un juego de luces tenues con lámparas abombadas y suaves. Si vas a celebrar la ceremonia al aire libre, puedes colocar algunos bancos o sillas y decorar el altar con flores y plantas propias del otoño. Estos lugares te permitirán obtener fotografías de este día con un aire bucólico y muy romántico. ¿Hay un ambiente más bonito para hacer el reportaje del día más bonito de tu vida?